El síntoma, un mensaje que decodificar

El síntoma, un mensaje que decodificar

Ante un trastorno psicológico es importante que los terapeutas y el propio entorno de la persona afectada ahonden en la raíz del problema y no se estanquen en la parte visible y superficial del mismo.

Los icebergs son un peligro para las rutas de navegación marítima no por lo que se ve, sino por lo que esconden. Estos témpanos de hielo sólo muestran una octava parte de su volumen total y el gran problema permanece oculto. Algo parecido pasa con ciertos trastornos psicológicos y sus síntomas.

Detrás de un síntoma existe todo un mundo de sufrimiento que hay que descubrir y tratar correctamente para así eliminar la raíz del trastorno. A una persona con anorexia, por ejemplo, de poco vale hablarle de calorías, grasas o cualquier característica nutricional de un alimento porque el verdadero problema no está en la comida.

Cuando logramos que una persona con un trastorno alimentario siga una dieta marcada por un profesional no estamos dando solución al problema, aunque pueda ser una parte de ella. Lo más importante es entender el mensaje que está expresando a través de esa sintomatología, ver qué hay debajo de la superficie para llegar al verdadero origen del problema: por qué a esa persona le obsesiona la idea de perder o ganar peso, qué vivencias le han llevado a tener ese comportamiento, qué experiencias la han marcado hasta el punto de hacer del peso una preocupación obsesiva. Si no se hace así y nos quedamos sólo con la punta de iceberg, esa conducta se volverá a repetir tarde o temprano.

Para entender y empatizar con la persona afectada, en Centro Khepra profundizamos en la historia del paciente (visión evolutiva), el genograma (visión estructural) y el análisis de su discurso (vehiculado por la teoría del Desarrollo Moral, Manel Villegas). De esta manera obtenemos una visión mucho más profunda y real de todas las causas del trastorno y podemos ayudar a la persona a salir del pozo en el que se encuentra atrapada.

Esta perspectiva más amplia de la situación es importante que la tengan no solamente los y las profesionales que traten al paciente, sino también sus familiares y su entorno cercano ya que desde la empatía y la comprensión se pueden superar todas aquellas frustraciones que nos atrapan.

No Comments

Post a Comment