Espacio para familiares

Con esa intención organizamos sesiones familiares puntuales para potenciar los recursos propios de la familia, así como también invitamos a los padres, de forma periódica, a asistir a las reuniones de carácter informativo que vamos convocando.

Así pues, la persona, sus padres y el equipo terapéutico acaban formando los tres pilares que sostienen la eficacia del tratamiento.

El síntoma no es algo que aparece de manera aislada, sino que se genera en un entorno, y por tanto, es imprescindible tenerlo en consideración. Tener una patología entraña un sufrimiento tanto para la persona que la padece como para sus allegados, y todos ellos tienen derecho a ser acompañados y recibir ayuda.

Otro motivo fundamental para trabajar con las familias es el potencial que tienen para conseguir el éxito del tratamiento, pues ellos tienen un contacto directo y constante con el problema.

En Khepra realizamos sesiones a lo largo de todo el proceso terapéutico con las familias, trabajando codo con codo junto a ellas, manteniéndolas informadas de todo cambio y evolución, atendiendo sus preocupaciones y generando nuevas maneras de relacionarse y nuevos recursos para lidiar el malestar que viven.

En Khepra realizamos sesiones a lo largo de todo el proceso terapéutico con las familias, trabajando codo con codo junto a ellas, manteniéndolas informadas de todo cambio y evolución, atendiendo sus preocupaciones y generando nuevas maneras de relacionarse y nuevos recursos para lidiar el malestar que viven.

También disponemos de un espacio de encuentro de familias, donde pueden compartir sus experiencias y sentir que no están solas.