“ESTOY EN LA RECTA FINAL”

“ESTOY EN LA RECTA FINAL”


¿Cómo llegaste a centro khepra?
Fue cuando tenía 16 años y fue porque mi hermano tenía algunos problemas desde el colegio y lo derivaron aquí. A parte de estar en el CSMJ empecé a venir aquí.

¿Hace cuánto empezaste tu tratamiento en Centro Khepra?
Empecé a asistir a mi tratamiento en centro Khepra desde hace dos años y medio.
Cuéntame un poco tu patología.
Tengo problema en saber llevar mi día, sufro de ansiedad y me costaba relacionarme con las personas. Tenía una mala relación con mis padres y mi hermano. Sufro de trastorno con la comida y me daba atracones. Tampoco tenía una buena relación con mis compañeros del colegio y sufría de bullying.

¿Cuál crees que ha sido el momento más importante de tu tratamiento?
El momento que me ha marcado más fue cuando entré en depresión, sentía que mi vida no tenía sentido, tenía un vacío. Después de eso no había mucho más, ni conmigo misma ni con los demás. Perdí el rumbo; no sabía que hacer, que quería y que buscaba.

¿Cómo es tu relación con tu círculo familiar?
Tuvimos una reunión familiar con Mónica y mis padres pudieron entender mejor que era lo que me pasaba. Ellos entendieron y ya no me presionaban. Fue un momento importante para mí. Sentí que respetaron que tenía mis tiempos, para poder darle un sentido a mi vida, y que debía tener mis prioridades.
Mi familia siempre ha tenido una relación difícil, nunca hemos sido muy unidos. Con mi hermano empezamos a hacer visitas de hermanos y a trabajar nuestros sentimientos, y como queríamos construir nuestra relación. Ahora siento que él es un apoyo para mí, y yo para él también lo soy.

¿Qué tal es tu relación con tus compañeros del centro? ¿Y con los terapeutas?
Es difícil porque soy la persona que más lleva en el centro y que se ha relacionado con ambos grupos. A veces es un poco complicado, porque puedes sacar muchos amigos. Me gusta tener una buena relación con todos. Siento que es complicado considerar quien es mi amigo y quien mi compañero en la hora de terapia
Mónica porque es mi terapeuta individual, es quien mejor me ha estado guiando. Cada uno tiene maneras diferentes de llevar las terapias y talleres. Alex es una persona que se amolda muy bien al grupo y María es encantadora y que hace un trabajo excelente, ha sido de las mejores terapias que he tenido.

¿El grupo es importante para ti? Cuéntame porque
Siento que ahora estoy en la recta final de mi tratamiento, y hay personas que han visto mi crecimiento y por ello los considero importantes. Siento que estoy en un punto diferentes que mis compañeros.

¿De qué manera crees que te aportan cada uno de las terapias y talleres, en tu tratamiento?
Talleres:

Bio energética: porque me ayuda a conectar con mi cuerpo, al principio de mi tratamiento le tuve un poco de rechazo.

Sexualidad: porque hablamos sobre medidas de cuidado y sobre adolescentes. Que es lo que nos une, nos ha ayudado a unirnos como grupo.

Teatro: Fue muy importante porque hicimos una obra de teatro, nos ayudó a unirnos, hacer algo productivo con otras personas. Fue muy bueno, nos pusimos como en sintonía.

Taller de los sentimientos: conectar en qué momento sentías tu esos sentimientos y porque los tenias, era una forma de contactar con uno mismo y después tener la capacidad de expresarte mejor.

Si tuvieras que definir con 3 palabras al centro, ¿cuáles serían y por qué?

Ayuda: porque este sitio te brinda la oportunidad de mejorar, que es lo que soy y que quiero ser. Al final no es que te arreglan tus problemas, sino que te da el espacio para resolverlos.

Seguridad: porque construyes como eres realmente, no tienes que ser otra persona. No tienes que aparentar nada, porque todos estamos aquí por un motivo. Si tienes un problema, te van a ayudar. Hay normas y se tienen que seguir, por eso es un espacio seguro.

Angustia: porque pasar por aquí no es fácil, por el proceso que tienes que hacer. “Quitar la caja y sacar toda la mierda” es como nosotros lo llamamos cuando tenemos que enfrentar nuestros sentimientos, es lo más parecido a una caja de sorpresas. Saber enfrentarte de verdad a tus problemas.

Si tuvieras la oportunidad de hablar con tu YO de hace 3 años, ¿qué le dirías?
Lo único que podría decirme es que me quiero a mi misma, porque es algo que no hacía antes. También “suerte compañera, puedes hacerlo mejor”

No Comments

Post a Comment