Anorexia,
el pesar de
la delgadez

anorexia

Anorexia,
el pesar de
la delgadez

La anorexia es quizás el primer trastorno que viene a la mente cuando se habla de desórdenes alimenticios. Junto con la bulimia, este trastorno es una de las amenazas más comunes para la salud física y emocional, sobre todo entre mujeres jóvenes: según cifras del Instituto Nacional de la Salud de España, ha llegado a afectar a una cantidad de personas que oscilan entre el 1% y el 1,3% de la población y el 90% de estos casos son mujeres.

La importancia dada a la imagen corporal ha estado presente a lo largo de la historia, así como los esfuerzos para adaptarse a aquello que la sociedad ha considerado como “bello” en cada época. Hoy en día el culto por la delgadez ha marcado pauta en los estereotipos, por lo que las dietas extremas y arduos ejercicios son cada vez más comunes; así como el aumento de casos de desórdenes del comer, como la anorexia. Sin embargo, las causas de la anorexia no están completamente claras y se considera un desorden alimenticio de origen multifactorial: predisposición genética hereditaria, depresión y la influencia de los parámetros estéticos socioculturales pueden ser algunas de las causas de este trastorno, incluso relacionadas entre sí. Evidentemente, la familia juega un papel fundamental y debe ser un actor principal en la superación de este trastorno.


La temprana aparición de la anorexia



La adolescencia es una etapa determinante para el desarrollo de trastornos alimentarios como la anorexia: el cuerpo empieza a cambiar y se busca una identidad, muchas veces adaptada a lo que la sociedad y los mensajes en medios de comunicación muestran como el “deber ser” estético. Por esta razón, la mayoría de los casos de anorexia se inician a temprana edad cuando se es más susceptible de preocuparse por tener una imagen corporal atractiva que ayude a ser aceptado por otros. Pero aunque esté muy relacionada con la adolescencia, la anorexia no se limita únicamente a esta etapa: puede manifestarse a cualquier edad y en cualquier persona, sea hombre o mujer, por lo que hay que estar atentos a sus síntomas y características.

Las personas que sufren de anorexia suelen presentar ciertos comportamientos y actitudes característicos que delatan el trastorno: sus conductas son controladoras y obsesivas hacia los alimentos, sienten miedo ante la idea de engordar, se ven obesas aunque no lo estén, restringen su alimentación y suelen perder aproximadamente el 30% de su peso corporal. En el caso de las mujeres, con el tiempo comienza a fallar su menstruación en lo que se conoce como amenorrea. Aún así, cada caso es distinto y no siempre se manifiestan todas las señales.

La anorexia también puede mezclarse de manera confusa con otros trastornos como vigorexia y bulimia, dándose a lugar los llamados “atracones”, en los que se ingieren grandes cantidades de comida en poco tiempo, y posteriores acciones compensatorias: uso de laxantes, vómitos o ejercicios rigurosos. Esto complica la detección y tratamiento del trastorno.

Una mano de ayuda

Lejos de ser un problema sencillo o superficial, la anorexia es un trastorno muy serio que amenaza el bienestar psicológico, cognitivo, físico y emocional de las personas que la sufren. La restricción de la alimentación puede causar deshidratación, anemias y alteraciones cardiovasculaculares que pueden poner en riesgo la vida. En el caso de las mujeres, al perder la menstruación no hay formación de estrógeno que permita la fijación del calcio, lo cual causa osteoporosis prematura. Por otro lado, la obsesión con el peso acarrea con el tiempo problemas como ansiedad, aislamiento, irritabilidad, conductas agresivas, depresión y pérdida de las ganas de vivir que puede llevar a atentar contra la propia vida para escapar del agobio sufrido.

La gravedad del problema de la anorexia amerita que el trastorno sea tratado con absoluta seriedad y delicadeza, por lo que en Khepra contamos con un equipo de profesionales en las áreas psiquiátrica, psicológica y endocrinológica, que darán suficiente información, soporte y apoyo para enfrentar y superar los comportamientos, miedos y tristezas que trae la anorexia.

Comprender la realidad y profundidad del daño que causa la anorexia en las personas que la sufren es esencial para el manejo del problema y su exitosa superación, por lo que cualquier plan de acción ha de tener como base la comprensión para quienes luchan cada día contra el peso y contra sí mismos.

No Comments

Post a Comment