Arteterapia,
una buena forma
de sanarte

arteterapia

Arteterapia,
una buena forma
de sanarte

El arteterapia es una técnica poco conocida que rinde beneficiosos frutos a las personas que se animan a practicarla para vivir una experiencia de asombroso autoconocimiento. Este tipo de técnica une el arte y la psicología para obtener bienestar personal y resolver los conflictos emocionales.

Desde hace siglos el arte ha sido reflejo del mundo interior de las personas y a la vez la conexión con sus más profundas necesidades y sentimientos. Son tan profundas que muchas veces ni se tiene plena conciencia de que están allí.

La psicología se ha dado cuenta de esta capacidad de expresión por medio del arte, por lo que desarrolló la técnica de arteterapia para dar herramientas a las personas de explorar su mundo interior, autoconocerse y estimular sanamente la comunicación.

Libertad guiada por profesionales

Para esta disciplina profesional, que debe ser guiada por psicólogos correctamente formados, no se ameritan largos aprendizajes artísticos ni poner en práctica rígidas técnicas. La clave de su éxito es, justamente, la espontaneidad y libertad. Cuando se hace de esta manera, la persona que se anima a adentrarse en talleres de arteterapia produce imágenes y símbolos que pueden ser analizadas para leer claves que se ofrecen desde el interior. Las mismas serán fuentes para hacer y responder preguntas que mejorarán el análisis y entendimiento de cada caso.

Además, el arteterapia también brinda a los pacientes desarrollo y bienestar personal, pues las personas logran exteriorizar de forma sana sus emociones y tienen la posibilidad de liberarse de aquellos aspectos negativos que muchas veces les pesan y hacen infelices. Pintar, moldear con arcilla, esculpir y cualquier otra forma de expresión artística son vías de expresión válidas para el arteterapia con las que se integra todo el potencial físico, mental, emocional y espiritual con miras al desarrollo personal.


Arteterapia para todos



El arteterapia tiene amplio campo de aplicación y puede ser dirigido a adultos, adolescentes y niños. Estos últimos se ven muy beneficiados con esta técnica, ya que les aporta un medio para expresar aquello que aún no saben explicar con palabras, sobre todo cuando se trata de emociones.

Muchas alteraciones psíquicas como ansiedad, depresión, inestabilidad emocional y estrés se ven mejoradas después de que la persona afectada realiza estas actividades en las que el arte proporciona sanación. De la misma forma los problemas de carácter social son superados y la autoestima mejora tras animarse a probar talleres de arteterapia.

El uso de la creatividad es sin duda un acto de salud. Para participar en talleres de arteterapia no hay que ser artista, sólo hay que estar dispuesto conocer los sentimientos y experimentar la libre expresión que tantos beneficios proporciona al alma y la mente.

No Comments

Post a Comment