Charlas
sobre hábitos
alimentarios

hábitos alimentarios

Charlas
sobre hábitos
alimentarios

Nuestra endocrina Valeria nos relata su experiencia en las dos últimas charlas de prevención, la primera en la escuela infantil La Trepa y la segunda en el Instituto Francesc Macià, ambos ubicados en Cornellà.

Charlas en La Trepa

El momento en el que un niño comienza a recibir un alimento distinto al de la leche materna o fórmula, comienza su adaptación y la formación de unos hábitos alimentarios. Poco a poco el niño ha de ir aprendiendo a alimentarse y de sus padres depende el tipo de alimento y el ambiente en el que el niño aprende a hacerlo. Es muy importante conocer los elementos que han de estar presentes durante este proceso de aprendizaje, ya que las actitudes y hábitos que se formen en los niños los acompañarán durante toda su vida.

Es para mí muy importante poder participar y orientar a los padres en la forma de desarrollar hábitos saludables en los más pequeños. En mi práctica diaria como endocrinóloga observo el daño que provocan los malos hábitos alimentarios, llegando a ocasionar enfermedades como Diabetes Mellitus y Obesidad, además de las complicaciones que estas enfermedades pueden acarrear. Observo, tanto en jóvenes como en adultos, conductas alimentarias que son poco saludables y muchos de estos hábitos se han formado desde la infancia. Por tanto, este es el rango de edad donde más hay que incidir.

Charlas en el Instituto Francesc Macià

Sabemos que en la actualidad existe una epidemia de obesidad en el mundo, y por otro lado se nos bombardea con imágenes de “cuerpos perfectos” que van desde la delgadez extrema en las pasarelas de moda o algunas revistas para mujeres, hasta los enormes músculos de algún chico de revista. En la televisión y los medios también se nos recomiendan todo tipo de productos “de dieta” para alcanzar esos “objetivos estéticos”. Todo esto, en un mundo de contrastes, lleva a la confusión y el sector de la población más vulnerable son aquellos que aún no se han formado un criterio para discernir lo que les conviene.

Estas presiones, tanto mediáticas como comerciales, además de las características inherentes a la pubertad y adolescencia, hacen de esta etapa una fase de especial riesgo para el desarrollo de trastornos de la conducta alimentaria, o el desarrollo de hábitos poco saludables que a la larga conducirán a enfermedad.  Es importante orientarlos a ver la alimentación como un proceso integral: social y nutricional.

Es de especial interés para mí por esto, explicar a los chicos de este rango de edad, las características de una alimentación saludable en un sentido integral y darles un espacio para que puedan aclarar sus dudas.

Valeria Alcántara
Área médica y endocrinológica

No Comments

Post a Comment