Cómo superar
problemas de conducta
(por O.S.P.)

Cómo superar
problemas de conducta
(por O.S.P.)

Enero 2013

Entré al Centro Khepra en enero de 2013 por un trastorno de conducta. Cuando entras a un centro así, no sabes lo que te vas a encontrar.

Al principio vas mentalizado de que vas a contar tonterías delante de gente que ni siquiera conoces y que no sirve de nada. Con el paso del tiempo te vas dando cuenta de que algo realmente no funciona bien en tu vida, la manera que tenías de funcionar desde muy pequeño no era la correcta y eso acabaría llevándote a un final muy duro. Entonces algo pasa a lo largo de tu proceso, algo hace cambiar tu forma de ver el camino que habías elegido y reconocer que no te está llevando a un lugar bonito, sino a un lugar desastroso donde nadie te tiene aprecio.

Un día me di cuenta de que yo no quería terminar en un lugar así, ya que no aguantaría un final solo y odiado, y por eso decidí intentar mirarlo todo desde un punto diferente, intentar ver que no todo es culpa de los demás, que no siempre tiene que ser todo como yo quiera y que no tengo que mirar a la gente por encima del hombro como si yo fuera superior a ellos.

Desde este verano una serie de personas han ido cambiando su forma de funcionar conmigo alterando así toda mi vida como la conocía hasta la fecha. Mi madre, por ejemplo, ha echado un paso atrás en cuanto a “cuidarme”, me deja a mi aire a las horas de comer para que vaya responsabilizándome de mis tareas personales, como cocinar, ordenar, ayudar en la limpieza de casa, etc…
Respecto a mi novia, también ha cambiado su forma de funcionar conmigo, no la respeté como tuve que haberla respetado en su tiempo y ahora estoy recogiendo todo lo que había sembrado, ahora estoy viendo cómo era yo realmente y al poder vivir esa sensación de malestar me he concienciado todavía más de lo que estaba echando a perder.

Aun me queda mucho camino por delante, pero e momento estoy empezando a desviarme del camino por el cual no me gustaría seguir y estoy empezando a buscar el camino correcto en el cual me encontraré muchos contratiempos que intentaran parar mi proceso, pero habrá que superarlos, aprender a llevar el dolor y controlar la rabia.

28 de octubre 2013

Mi nombre es O.S.P., vengo al Centro Khepra desde enero por problemas de conducta en el colegio y en casa. Estuvieron a punto de echarme del curso a causa de mi comportamiento, llegó un punto en el que los profesores estaban hartos de mí porque siempre les vacilaba delante de toda la clase ya que no soporto que se pongan por encima de mí y siempre intento “bajarlos” con gritos y rabia.

En casa, siempre que quería conseguir alguna cosa, si tenía que hacer algo que no me gustaba o simplemente no tenía ganas de realizar, siempre respondía con gritos, golpes e insultos y siempre acababa consiguiendo lo que quería. Yo no era consciente de esto, aunque nunca he visto correctamente mi comportamiento hacia los demás y siempre he despreciado y maltratado a las personas que mejor se han portado conmigo, por eso decidí venir al centro, cambiar mi comportamiento y mi forma de ver las cosas.

El proceso de cambio es lento y muchas veces parece que no avances, pero después de nueve meses ya he conseguido controlar la rabia y respetar a las personas poniéndome en el lugar de ellas y pensando cómo se sentiría si yo me comportara como antes. Me paro a pensar y reflexionar si esa es la mejor forma de responder y cómo se me vería desde fuera si actuara igual que antes. A día de hoy sigo teniendo algún ataque de rabia, pero ya no son tan continuos como antes.

No Comments

Post a Comment