Danza Movimiento Terapia.
Desarrollando las
emociones

Danza Movimiento Terapia

Danza Movimiento Terapia.
Desarrollando las
emociones

El movimiento y la respiración marcan el comienzo de la vida y son anteriores al lenguaje y al pensamiento. La Danza Movimiento Terapia (DMT) considera que el movimiento corporal refleja estados emocionales internos y que el cambio en el movimiento conlleva cambios psicológicos promoviendo la salud y el desarrollo.

Si partimos de esta premisa, en que la perspectiva psicológica y emocional no se pueden separar de la salud física, primeramente habrá que tener en cuenta la esfera cognitiva y racional, para tomar conciencia de “como entendemos lo que nos pasa” a un nivel lógico. Una vez la persona se “da cuenta” de ello, la esfera emocional se pone en juego, para poder ser ella quien busque las posibles soluciones a sus malestares, entre otras cosas, ayudada de esta terapia psicocorporal.
Podemos afirmar que las personas cuya salud psicológica percibida no es favorable, acostumbran a reflejar en su cuerpo ciertas características que pueden percibirse ya en una primera observación del movimiento.

Danza Movimiento Terapia

Normalmente encontramos un desconocimiento o negación de partes de su propio cuerpo, acompañado de rigidez corporal y sensación de constante de pesadez. Muchas veces los movimientos se efectúan sin fuerza y existe sensación de estar fuera del eje corporal, esto quiere decir el peso del cuerpo hacia fuera o hacia uno de los lados. En cuanto al espacio, es frecuente encontrar dificultades en construir e identificar el propio espacio personal

Estas alteraciones corporales hablan sobre qué está pasando a nivel psicológico en la persona. La DMT las aprovecha creativamente para conocer la manera de modificarlas y de esta manera beneficiar la salud general. Seguidamente exponemos algunos de los beneficios de asistir asiduamente a las sesiones .

Primeramente, la tonicidad muscular aumenta con el movimiento, ofreciendo un enderezamiento postural y alineando la columna vertebral, de esta manera el centro vital se reafirma y la personalidad se fortalece. El trabajo sobre las articulaciones mejora la flexibilidad y agilidad, aumentando de esta manera el equilibrio y la capacidad de respuesta tanto física como psíquica.

La capacidad respiratoria, eje fundamental de la liberación del estrés, se ve aumentada gracias al desbloqueo de los músculos torácicos y pectorales. El enriquecimiento sensorial permite nuevas vías de resolución creativa ante los problemas que se encuentran cotidianamente, logrando mayor lucidez mental. Además, la posibilidad de expresión libre durante el proceso favorece cambios a nivel emocional, aumentado la autoestima, la confianza y desbloqueando inseguridades.

Los espacios de DMT son complementarios a la terapia verbal, ya que muchas de las emociones que se han podido descubrir en terapia individual o grupal, encuentran su vía de expresión mediante el cuerpo, ya sea moviéndolo, liberándolo, relajándolo o cuidándolo. Es un momento de escucha psicocorporal y de libre exteriorización o interiorización de aquello que “nos pasa por la cabeza”.

Susana Tarazaga Simón
Terapeuta Psicocorporal

No Comments

Post a Comment