“Mis padres,
siempre tan
encima de mí”

“Mis padres,
siempre tan
encima de mí”

El inicio (14.10.13)

Empecé mi proceso terapéutico en Khepra a finales de 2011 mediante visitas individuales, pero no entré en las grupales hasta junio de 2012 por carecer de ímpetu e interés. El motivo fue que me habían dado el alta médica por mayoría de edad en el Hospital Sant Joan de Déu, donde hice un seguimiento por otros motivos y suposiciones que tenía mi madre.

Mis notas en el bachillerato bajaron considerablemente ya que mi familia, desde mucho antes, me restringía en ciertos aspectos que implicaban mi vida; tampoco entendía la formulación de algunos enunciados ni me relacionaba con el resto de compañeros porque no me gustaba su forma de actuar, pero aquí descubrieron que realmente carecía de empatía y aquello anterior quedó como un problema aparte.

Mis padres, siempre tan encima de mí, y sus contradicciones respecto a lo que debía o no debía hacer, y también mi falta de experiencia y madurez cuando era una niña pequeña de no saber superar ciertos inconvenientes o no poder soportar la situación, me han hecho pensar y, en consecuencia, actuar, de una manera distinta a la mayoría de chicos de mi edad: mi vida estaba regida por normas, así que apenas me daba libertad para concederme caprichos o saber qué quiero o qué me gustaría conseguir; todas mis acciones eran demasiado constantes y monótonas, tampoco salía a menudo, me muevo por extremos opuestos, me cuesta saber cómo me siento porque no contacto con mi interior ya que lo pasé mal y me resultó triste vivir aquella realidad, no me sentía comprendida, me costaba mucho confiar en los demás y en mí misma, controlaba todo lo que tenía a mi alrededor; por estos motivos no tengo autoestima propia.

Com arribar a lluitar pel que vull (18.11.13)

Sóc una persona que sempre s’ha dedicat molt als estudis i mai m’he preocupat per les meves pròpies necessitats (com la falta d’ànim) ja que els meus pares em sobreprotegien massa i això va perjudicarla meva autoestima; per aquest motiu i l’escassetat de força de voluntat i mandra, m’està costant molt lluitar pel que m’agrada. Ho relaciono amb el fet que sempre he hagut de callar quan els altres volien i havia de fer el que em demanaven, deixant-me de banda i com a segona prioritat.

He de començar a preocupar-me per mi i donar-me algun capritx/concedir-me detalls, i ignorar els problemes dels altres, resignant-me. També puc començar posant ganes a l’assumpte en qüestió i motivant-me a mi mateixa per estar feliç al realitzar activitats que m’omplin, així estaré satisfeta; també em va bé experimentar per decidirme i saber quins són els meus gustos, posar-hi esforç i dedicació.

Em resulta difícil equilibrar els meus ‘plaers’ i em descuido en altres aspectes (esperar massa i fer-ho tot de cop en poc temps) o trobar un punt intermig entre escoltar o parlar tota l’estona. He de concentrar-me en coses concretes i no expressar-me en termes generals, també trobar l’equilibri entre posar pocs límits o en excés, no dir com em sento ni el que penso i semblar descarada, aprendre a suportar fets (accions desagradables o poc còmodes) per aconseguir tenir més paciència i no desesperar, utilitzar paraules suaus per no semblar brusca, empatitizar i ser assertiva.

No Comments

Post a Comment