¿Problemas en casa?
Todo tiene
solución

¿Problemas en casa?
Todo tiene
solución

Hola, me llamo R… Tengo 16 años.

Hace un año y medio tuve un grave problema con mi hermana.

Recuerdo que nos peleamos por una pinza. Estaba yo en mi casa, en el comedor. Haciéndome fotos con el ordenador y aparecieron ella y Sara (Sara antes era amiga de mi hermana, hasta que le contó que era bi). Vino, me quitó la pinza, que llevaba tres meses abandonada en el comedor y encima rota. Y fui a buscarla. Me empujó y me di con toda la punta del pasillo. La empujé y empezó a pegarme. Vino Sara y la apartó aunque se llevó una patada en la pierna.

Cuando acabó fui a buscar las cosas al comedor y me dijo que tenia que tenerle respeto a mis mayores. Pero no sé tenerle respeto a alguien que no te lo tiene a ti. Yo nunca he querido llevarme bien con ella. Pero sí pido un respeto por su parte. Se levantó, se hizo una coleta, me tiró las cosas al suelo y empezó otra vez… Cuando pude apartarme me fui a mi habitación y no sé por qué volvió y no me acordé de poner el pestillo.

Lloraba y lloraba. Yo estaba en la silla mirando el ordenador. Vino, me tiró al suelo y volvió a pegarme. Pero esta vez no iba a puñetazos, iba a patadas. Sara volvió a ayudarme y me la sacó de encima.

Cuando apareció mi madre, mi hermana estaba con una bolsa de guisantes en la mano y yo con moratones por todo el cuerpo. Mi hermana se hacía la víctima en esto… y mi madre confió en que era la víctima.

Puede que el dolor físico no sea nada, pero el dolor moral es uno de los peores males. Cuando pasó esto con mi hermana sentí decepción por parte de mi madre. Me jodió que la apoyase, ya que ella no tenia ninguna razón.

Por parte de mi hermana hay que decir que lo único que sentí fue rabia.

Segunda parte

Hola. Me llamo R… Tengo 16 años. Estoy en Khepra por fumar porros, tabaco y “por no ir a clase”. Lo pongo entre comillas porque es mentira. Cuando estuve en primero de la ESO repetí y dejé de ir a clase a partir de febrero porque no me apetecía estar en una clase repetidora. Me pasaron a la UEC y empecé a ir más frecuentemente a pesar de que pensaban que aún faltaba demasiado.

Me vine a Barcelona con mi padre porque mi hermana me dio una paliza con todas las letras y mi madre decidió apoyarla a ella.

Me decepcionó mucho…

Pàlcam, mi colegio actual, me derivó a Khepra porque creía que faltaba demasiado, pero no lo hacía. Iba lo justo para aprobar. Y creían que fumar porros iba peor para mejorar en este sentido.

En relación a mi proceso terapéutico tengo que decir que estar en Khepra no hará que deje de fumar ni porros ni tabaco ni que vaya más a clase, pero sí que puedo trabajar mis problemas familiares. La gente de aquí está bien, a pesar de que a mí me cuesta mucho aceptar las normas, así que se me hace muy difícil aceptar las de las terapeutas. También hay que decir que cada uno tiene sus problemas y en terapia de grupo cada uno los respeta.

Aparte de terapia de grupo, hacemos talleres. Hacemos juegos, nos ayudan a estudiar y hacer deberes. En general Khepra pretende ayudarme pero quien ha de cambiar soy yo. Y no voy a cambiar hasta que no quiera hacerlo. No es que me desagrade que intenten ayudarme, pero en toda mi vida he tenido que aprender a valerme por mí misma y a ayudarme a mí misma. Puede que parezca una locura que con 16 años haya tenido que vivir todo lo que he vivido.

Solo decir, y por acabar, que por una parte le doy gracias a Khepra por la intención de ayudarme, y también que ha sido una pérdida de tiempo ya que no mejoraré hasta que YO no quiera.

Atentamente,

R…

No Comments

Post a Comment